LLevate esta SÚPER PROMO LANZAMIENTO (con el acondicionador a mitad de precio), con o sin la jabonera, también a mitad de precio.

 
Este trìo capilar es especialmente recomendado para cabellos quebradizos, finitos y/o con tendencia a la caída.
 
El aceite de ricino:
  • nutre el bulbo capilar,  favoreciendo el crecimiento del pelo y evitando la caída.  
  • Protege naturalmente la keratina del pelo y uñas.  Quedando ambos, fortalecidos, menos quebradizos y más saludables.
  • Se aplica también en pestañas y cejas, para ayudar a su crecimiento.  

El aceite de ricino, a veces conocido como aceite de castor (en inglés castor oil) – aunque no tenga nada que ver con el roedor – es un aceite incoloro o amarillo claro, muy viscoso. Se extrae el aceite de ricino de un arbusto (ricinus communis) de la familia de las Euphorbiaceae. Crece en forma natural en toda la parte tropical del África así como en la India.

 

El aceite de ricino es rico en ácidos grasos esenciales, que pueden mejorar la calidad del pelo y reducir su fragilidad. También es hidratante y humectante, lo que restaura la dureza del pelo y lo hace menos sensible ante los agentes químicos, como tinturas; y físicos, como secador y planchita.

 

Su propiedad más conocida radica en su facultad para favorecer el crecimiento del cabello. El aceite de ricino vuelve el cabello más resistente y brillante.

 

Se puede usar en el cabello, barba, cejas, pestañas y uñas, a continuación explicamos cada una de ellas:

En el cabello: Es especialmente recomendado para el pelo fino, quebradizo y con tendencia a la caída, para proporcionarle una extra de hidratación de manera natural.   Se puede usar solo directamente en el cabello, luego de su lavado.  Verter unas gotas en las manos y luego en el cabello, masajeando levemente. O se puede mezclar unas gotitas en la máscara capilar MIES (con argán, jojoba y oliva) para reparar el cabello dañado y además fortalecerlo, gracias al ricino.  Luego del lavado con champú y acondicionador favorito de acuerdo a tu tipo de cabello, recomendamos la aplicación del aceite como mencionamos anteriormente, cubrir con una toalla tibia y dejar actuar 40 a 60 minutos y enjuagar con agua preferentemente fría. Repetir el uso, 2 a 3 veces por semana.

En barba:  También puede aplicarse en barba para estimular el crecimiento con igual procedimiento de 2 a 3 veces por semana masajeando profundamente y dejando actuar.

En pestañas y cejas: ayuda al crecimiento, fortalece y evita la caída de pestañas y cejas.  Aplicar unas gotitas en un cepillito (puede ser el del rimel en desuso) aplicar en cejas y pestañas todas las noches, antes de ir a dormir.  No enjuagar.

En uñas: Ideal para uñas quebradizas y/o frágiles,o dañadas por el uso de agentes de limpieza corrosivos, esmaltado permanente y/o uso de uñas postizas.  Colocá una gota en cada uña y masajeá insistiendo en la cutícula.  Repetir diariamente antes de ir a dormir.  Sin enjuagar. 

Trio Capilar de Ricino

$1.785 $1.565
Trio Capilar de Ricino $1.565
Entregas para el CP:

Medios de envío

LLevate esta SÚPER PROMO LANZAMIENTO (con el acondicionador a mitad de precio), con o sin la jabonera, también a mitad de precio.

 
Este trìo capilar es especialmente recomendado para cabellos quebradizos, finitos y/o con tendencia a la caída.
 
El aceite de ricino:
  • nutre el bulbo capilar,  favoreciendo el crecimiento del pelo y evitando la caída.  
  • Protege naturalmente la keratina del pelo y uñas.  Quedando ambos, fortalecidos, menos quebradizos y más saludables.
  • Se aplica también en pestañas y cejas, para ayudar a su crecimiento.  

El aceite de ricino, a veces conocido como aceite de castor (en inglés castor oil) – aunque no tenga nada que ver con el roedor – es un aceite incoloro o amarillo claro, muy viscoso. Se extrae el aceite de ricino de un arbusto (ricinus communis) de la familia de las Euphorbiaceae. Crece en forma natural en toda la parte tropical del África así como en la India.

 

El aceite de ricino es rico en ácidos grasos esenciales, que pueden mejorar la calidad del pelo y reducir su fragilidad. También es hidratante y humectante, lo que restaura la dureza del pelo y lo hace menos sensible ante los agentes químicos, como tinturas; y físicos, como secador y planchita.

 

Su propiedad más conocida radica en su facultad para favorecer el crecimiento del cabello. El aceite de ricino vuelve el cabello más resistente y brillante.

 

Se puede usar en el cabello, barba, cejas, pestañas y uñas, a continuación explicamos cada una de ellas:

En el cabello: Es especialmente recomendado para el pelo fino, quebradizo y con tendencia a la caída, para proporcionarle una extra de hidratación de manera natural.   Se puede usar solo directamente en el cabello, luego de su lavado.  Verter unas gotas en las manos y luego en el cabello, masajeando levemente. O se puede mezclar unas gotitas en la máscara capilar MIES (con argán, jojoba y oliva) para reparar el cabello dañado y además fortalecerlo, gracias al ricino.  Luego del lavado con champú y acondicionador favorito de acuerdo a tu tipo de cabello, recomendamos la aplicación del aceite como mencionamos anteriormente, cubrir con una toalla tibia y dejar actuar 40 a 60 minutos y enjuagar con agua preferentemente fría. Repetir el uso, 2 a 3 veces por semana.

En barba:  También puede aplicarse en barba para estimular el crecimiento con igual procedimiento de 2 a 3 veces por semana masajeando profundamente y dejando actuar.

En pestañas y cejas: ayuda al crecimiento, fortalece y evita la caída de pestañas y cejas.  Aplicar unas gotitas en un cepillito (puede ser el del rimel en desuso) aplicar en cejas y pestañas todas las noches, antes de ir a dormir.  No enjuagar.

En uñas: Ideal para uñas quebradizas y/o frágiles,o dañadas por el uso de agentes de limpieza corrosivos, esmaltado permanente y/o uso de uñas postizas.  Colocá una gota en cada uña y masajeá insistiendo en la cutícula.  Repetir diariamente antes de ir a dormir.  Sin enjuagar.