El ACEITE DE ARGÁN es conocido también como el oro líquido. Se produce a partir de las semillas contenidas en el fruto del árbol de argán, que crece únicamente en Marruecos. Desde 1998, estos árboles son patrimonio de la humanidad.

El aceite de argán es rico en vitamina E, vitamina A y contiene una gran cantidad de antioxidantes. Estos ingredientes lo hacen especialmente beneficioso para el cabello, la piel de todo el cuerpo y uñas, ya que tienen propiedades hidratantes. 

Los aceites puros de MIES vienen en botellita de vidrio de 25ml, y con gotero vertedor, para su fácil aplicación.  El color ámbar del vidrio, ayuda a la mejor conservación de los aceites, ya que los resguarda de la luz solar.  La tapa a rosca es de seguridad, de esta manera, una vez cerrado, queda sellado.  Así, garantizamos que el contenido es el envasado en origen sin adulteración.  Una vez abierto, como todos nuestros productos, no tienen cambio.   

Conservar en el envase original bien cerrado, a temperatura ambiente.  Mantener lejos del calor y la luz solar. Conservar en ambientes secos alejados de la humedad.  El exponer el aceite a bajas temperaturas, puede modificar su viscosidad, pero retorna a su estado original a temperatura ambiente. 

 

A continuación detallamos su múltiples usos:

  • Hidratante para la piel

Debido a la gran cantidad y diversidad de ácidos grasos y vitamina E, este aceite es perfecto para cuidar la piel de todo el cuerpo de forma natural, ya que reparan la piel y la nutren. Se absorbe rápidamente y no es pegajoso.  Modo de uso: agregar una gotita a tu crema corporal favorita MIES o aplicar directamente puro sobre la piel y masajear. No es necesario enjuagar.  Recomendado para pieles secas y para todo tipo de piel, en zonas más rugosas como codos y pies.  También para psoriasis y cicatrices.

  • Cabello liso y brillante
    Gracias a sus propiedades nutritivas, este aceite se puede utilizar para facilitar el peinado. De esta forma tu cabello está más moldeable y estará más sano por dentro y por fuera. Forma de uso: Después del secado, sólo tienes que aplicar en la mano un par de gotas de aceite y distribuir por el cabello con las manos.  Dejarlo actuar 20 minutos y enjuagar.

Es ideal para reparar el cabello fuertemente dañado, ya sea por el sol, tintura, alisados, cloro, mar, secador de pelo y otros maltratosRecomendamos su uso semanal, combinado con nuestro champú y acondicionador de argán de uso diario. Para cabellos con rulos o frizz recomendamos también el bálsamo para pelo con argán.

  • Anti-oxidante
    El aceite de argán reduce las arrugas con el uso regular, ya que es hidratante. Su poder antioxidante lo convierten en un producto anti-envejecimiento perfecto. También aumenta la elasticidad de la piel. Forma de uso: Masajear el rostro sólo con unas pocas pocas gotas de aceite de argán aplicado directamente sobre el rostro o mezclado con crema PokerFace o Kukumis (se mezcla primero en las manos y luego se aplica).  Puedes usar un roller para una mejor absorción.  Recomendado para pieles deshitradas o secas.

  • Cuidado de manos, pies y uñas
    Este aceite es perfecto para el cuidado de las uñas quebradizas, las manos secas y la piel áspera de los pies porque nutre, hidrata y suaviza. De esta forma la piel de las manos y de los pies estará más flexible y las uñas más fuertes. Aplicar unas gotas de aceite antes de irte a la cama dando un suave masaje.

  • Cuidado de los labios

El aceite de argán es también maravilloso para los labios. Con tan sólo una o dos gotas en los labios verás que tus labios están protegidos y cuidados. El aceite no sólo ayuda a mejorar los labios agrietados, sino también a mantenerlos suaves y flexibles. Se recomienda utilizar sobre todo en labios quebradizos y secos, sobre todo para aquellas personas que están mucho tiempo con barbijo, o bajo los efectos de la calefacción, también para climas secos y para aquellos que están mucho tiempo al aire libre, expuestos al sol o frio por más de una hora.

 

En resumen, el aceite de argán y jojoba pueden aplicarse tanto en piel como cabello.  Ambos son hidratantes y recomendados para su restauración.  El de jojoba puede usarse también en pieles grasas y el de argán, es sobre todo para pieles secas.  El ricino, es recomendado para el pelo, para fortalecerlo y evitar la caída.

 

 

Aceite de Argán PURO

$1.160
Aceite de Argán PURO $1.160
Entregas para el CP:

Medios de envío

El ACEITE DE ARGÁN es conocido también como el oro líquido. Se produce a partir de las semillas contenidas en el fruto del árbol de argán, que crece únicamente en Marruecos. Desde 1998, estos árboles son patrimonio de la humanidad.

El aceite de argán es rico en vitamina E, vitamina A y contiene una gran cantidad de antioxidantes. Estos ingredientes lo hacen especialmente beneficioso para el cabello, la piel de todo el cuerpo y uñas, ya que tienen propiedades hidratantes. 

Los aceites puros de MIES vienen en botellita de vidrio de 25ml, y con gotero vertedor, para su fácil aplicación.  El color ámbar del vidrio, ayuda a la mejor conservación de los aceites, ya que los resguarda de la luz solar.  La tapa a rosca es de seguridad, de esta manera, una vez cerrado, queda sellado.  Así, garantizamos que el contenido es el envasado en origen sin adulteración.  Una vez abierto, como todos nuestros productos, no tienen cambio.   

Conservar en el envase original bien cerrado, a temperatura ambiente.  Mantener lejos del calor y la luz solar. Conservar en ambientes secos alejados de la humedad.  El exponer el aceite a bajas temperaturas, puede modificar su viscosidad, pero retorna a su estado original a temperatura ambiente. 

 

A continuación detallamos su múltiples usos:

  • Hidratante para la piel

Debido a la gran cantidad y diversidad de ácidos grasos y vitamina E, este aceite es perfecto para cuidar la piel de todo el cuerpo de forma natural, ya que reparan la piel y la nutren. Se absorbe rápidamente y no es pegajoso.  Modo de uso: agregar una gotita a tu crema corporal favorita MIES o aplicar directamente puro sobre la piel y masajear. No es necesario enjuagar.  Recomendado para pieles secas y para todo tipo de piel, en zonas más rugosas como codos y pies.  También para psoriasis y cicatrices.

  • Cabello liso y brillante
    Gracias a sus propiedades nutritivas, este aceite se puede utilizar para facilitar el peinado. De esta forma tu cabello está más moldeable y estará más sano por dentro y por fuera. Forma de uso: Después del secado, sólo tienes que aplicar en la mano un par de gotas de aceite y distribuir por el cabello con las manos.  Dejarlo actuar 20 minutos y enjuagar.

Es ideal para reparar el cabello fuertemente dañado, ya sea por el sol, tintura, alisados, cloro, mar, secador de pelo y otros maltratosRecomendamos su uso semanal, combinado con nuestro champú y acondicionador de argán de uso diario. Para cabellos con rulos o frizz recomendamos también el bálsamo para pelo con argán.

  • Anti-oxidante
    El aceite de argán reduce las arrugas con el uso regular, ya que es hidratante. Su poder antioxidante lo convierten en un producto anti-envejecimiento perfecto. También aumenta la elasticidad de la piel. Forma de uso: Masajear el rostro sólo con unas pocas pocas gotas de aceite de argán aplicado directamente sobre el rostro o mezclado con crema PokerFace o Kukumis (se mezcla primero en las manos y luego se aplica).  Puedes usar un roller para una mejor absorción.  Recomendado para pieles deshitradas o secas.

  • Cuidado de manos, pies y uñas
    Este aceite es perfecto para el cuidado de las uñas quebradizas, las manos secas y la piel áspera de los pies porque nutre, hidrata y suaviza. De esta forma la piel de las manos y de los pies estará más flexible y las uñas más fuertes. Aplicar unas gotas de aceite antes de irte a la cama dando un suave masaje.

  • Cuidado de los labios

El aceite de argán es también maravilloso para los labios. Con tan sólo una o dos gotas en los labios verás que tus labios están protegidos y cuidados. El aceite no sólo ayuda a mejorar los labios agrietados, sino también a mantenerlos suaves y flexibles. Se recomienda utilizar sobre todo en labios quebradizos y secos, sobre todo para aquellas personas que están mucho tiempo con barbijo, o bajo los efectos de la calefacción, también para climas secos y para aquellos que están mucho tiempo al aire libre, expuestos al sol o frio por más de una hora.

 

En resumen, el aceite de argán y jojoba pueden aplicarse tanto en piel como cabello.  Ambos son hidratantes y recomendados para su restauración.  El de jojoba puede usarse también en pieles grasas y el de argán, es sobre todo para pieles secas.  El ricino, es recomendado para el pelo, para fortalecerlo y evitar la caída.